Tratamiento casero para manos ásperas


Este tratamiento es genial para el cuidado de nuestras manos, para que ellas no estén ásperas, secas, duras, sin brillo ni suavidad.


Crema para manos ásperas y secas

- Tienes que poner agua hirviendo sobre algunas cucharadas de avena, luego deja reposar por algunos minutos y sumerge tus manos en esta preparación ¡debes probar antes que el agua no vaya a quemar tus manos!, procura realizarlo cuando el agua ya se encuentre tibia.

- Realiza un baño semanal par tus manos en aceite de oliva, almendra o girasol entibiado a baño maría. Debes poner el aceite en un recipiente y sumerge las puntas de tus dedos o la mano entera durante 10 minutos. El efecto te sorprenderá.
Publicar un comentario

Buscar este blog